viernes, 26 de marzo de 2010

EL ARQUITECTO DE LOS CIELOS

de Jacques Cardona y Gérard Soliveres. 2009

Argumento

En el año 751 de la era cristiana. En Damasco, capital de Siria, el joven príncipe omeya Abderramán ha de huir, llevándose con él a los pocos supervivientes de su familia. Abu-l-Abbás el Sanguinario y su más despiadado secuaz, Ben Mabruk, van en su zaga con la intención de hacer desaparecer a los omeyas de la faz de la Tierra. Esa dramática fuga, en la que el joven Abderramán pierde a toda su familia, termina en las costas de al-Ándalus.

Como regalo a la tierra que les ha acogido, el joven Abderramán planea construir una mezquita capaz de dejar pequeño cualquier templo creado por el ser humano: la Mezquita de Córdoba. Esta construcción da pie a una aventura cuya trama gira alrededor de los misterios que se esconden en la arquitectura sagrada y en los vínculos existentes entre las tres religiones que convivieron en al-Ándalus en dicha época.

La novela describe con detalle la época de los omeyas en Córdoba a través de las vidas de las vidas de los personajes claves de esta dinastía, entrelazándola con el presente más reciente de la última guerra en los Balcanes, dotando a este relato de cierta dosis de intriga.

Opinión

El título puede hacernos creer que se trata de una novela de corte similar a “Los pilares de la tierra”, pero no es así, la conexión del relato con la arquitectura, números y formas es poca y, para mi, exagerada. Lo que me ha resultado más interesante es la descripción de la época que consiguen los autores, metiéndose en la piel de los personajes y relacionando muy bien la convivencia, amor, tolerancia, cultura y crueldad de la época. La novela nos da una buena idea cómo podría haber sido la vida en Córdoba y al-Ándalus en aquella época; idea que quizás tengamos distorsionada por la influencia de ciertos fanatismos islámicos actuales.
Yo he disfrutado con su lectura.

Miguel de la Fuente (Profesor de Matemáticas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada